sábado, 15 de octubre de 2016

Clase Especial sobre Terrorismo de Estado y Derechos Humanos en Argentina


En el marco de la materia Problemáticas Contemporáneas - Módulo Historia, estudiantes del 4º 4 del Turno Tarde recibieron la visita de Alba Pereyra, quien es prima de Maximiliano el nieto 121 recuperado por Abuelas de Plaza de Mayo.


El encuentro es parte de una actividad que abordó la temática de "Terrorismo de Estado y Derechos Humanos en Argentina" que comenzó con un Foro en el campus virtual donde se les pedía que reflexionen sobre la foto de lxs compañerxs desaparecidxs de la Escuela y que sugieran preguntas a un familiar del nieto recuperado número 121.


Durante el inicio de la clase especial, comenzaron a leer las participaciones en el Foro y como forma de sorpresa se les invitó a hacer esas preguntas en forma presencial, siendo de grato recibimiento la presencia de Alba Pereyra, quien se acercó a conversar con ellxs. 

Sus preguntas se concentraron en general sobre el trabajo de las Abuelas de Plaza de Mayo para la recuperación de sus nietxs y en particular sobre el reencuentro de Maximiliano, el nieto 121, con su familia biológica.

La propuesta de actividad tiene un sustento pedagógico que fue presentado en las recientes JEMU-2016 (Jornadas de Educación Media Preuniversitaria) como ponencia conjunta del Prof. Ricardo Romero, a cargo de la materia, y Estefanía Otero, investigadora de FLACSO y co-directora del Proyecto 125 años del Pelle. Para ver la ponencia: http://www.academia.edu/29175175/190-_Romero_-_Otero_Ponencia.pdf




Compartimos algunas preguntas escritas por ellxs en el Foro:

  • La aparición del nieto 121 es la prueba viviente de que nunca hay que perder las esperanzas, un constante recordatorio de los crímenes de lesa humanidad cometidos durante la dictadura y el fruto del arduo trabajo de las organizaciones por los derechos humanos y especialmente de las Abuelas de Plaza de Mayo.
  • Puede que las cosas que aquí digo ya las hayan escuchado año tras año y que aveces pueda parecer un poco pesado pero es importante tener siempre frescos estos hechos ya que como dijo Marco Tulio Cicerón "Los pueblos que olvidan su historia están condenados a repetirla".
  • Sobre el nieto localizado que se reencontró con su familia me surge un sentimiento de esperanzas y fuerzas para otros familiares que siguen con la lucha y búsqueda de desaparecidos. Respecto a lo que el piensa en este momento no puedo rescatar nada, no puedo ponerme en su lugar; siento que son emociones que nunca sentí y muy difíciles de imaginar. Me surgen ganas de preguntárselo a el y sentir sus sentimientos en el relato, con este mismo pensamiento establezco la pregunta a sus familiares, que seria que fue lo que sintieron en el reencuentro.
  • La aparición del nieto 121 genera mucha alegría, y nos trae esperanzas de no dejar de luchar y de buscar. Seguramente el reencuentro entre los familiares no fue sencillo, el descubrir su verdadera identidad. Este momento tuvo que haber sido emotivo para el nieto debido a todo lo que el nieto recorrió. Además, creo que el nieto debe de sentir una gran alivio de haber encontrado a su familia biológica y de haber encontrado su verdad. Me gustaría preguntarle a su familia qué sintieron cuando se enteraron de la aparición del nieto y cómo se sintieron, qué sintieron cuando se reencontraron.
  • Con respecto al nieto 121 que fue encontrado, me genera mucha emoción. En mi opinión, no sé cómo se debe sentir él, ya que yo nunca lo viví. Pero siento mucha alegría porque ahora sabe sobre su pasado, de su familia.
  • Mi reflexión respecto al nieto 121 es que todavía se puede, que no hay que parar y que todavía no podemos rendirnos que faltan muchos nietos por encontrar. Creo que los nietos recuperados en general afrontan una enorme confusión porque las personas que creyeron sus padres eran en realidad sus secuestradores. A su familia le preguntaría: ¿Qué sienten al saber que  su lucha cumplió al fin su objetivo?
  • Personalmente, es una alegría cada vez que se encuentra un nieto. Es volver a nacer, porque recuperas tu verdadera identidad. Si bien es fuerte, de la nada darte cuenta de que todo lo que viviste fue una mentira, que viviste tantos años pensando una cosa y terminó siendo otra, pero por lo menos, sabes de donde venís y quién sos.  Yo creo que cada nieto reacciona diferente, uno no sabe cómo puede reaccionar al saber que viviste en una farsa, y que hubo tanto sufrimiento por parte de tu familia. Mi madre, por ejemplo (que es nieta recuperada) siempre luchó y militó para saber quién era, y siempre ayudó a otros nietos en su búsqueda, por otro lado, mi tía jamás se involucró en la militancia, siempre se aisló, y no la culpo. Yo a los familiares le preguntaría si alguna vez se rindieron en su búsqueda y cómo se sintieron cuando por fin encontraron a su nieto, y si fue como lo esperaban, o si fue más emocionante todavía.
  • Debe ser muy dificil, pero muy importante encontrarse con su verdadera familia. Es algo muy emotivo, significa mil cosas. Todos nos merecemos la verdad, es nuestro derecho saberla. La lucha de madres y abuelas es la de brindarla.


Reporte: Ricardo Romero
15 de octubre de 2016


No hay comentarios:

Publicar un comentario

125 Años del Pelle

Planisferio

Planisferio
Visión americanista

Problemáticas Contemporáneas

Problemáticas Contemporáneas